Entradas

Mostrando las entradas de 2019

Cuando La Vida Nos Presenta su Cuenta

Imagen
Se cuenta de un abogado que vivió en Escocia que, en una ocasión, alquiló un caballo de un hombre pobre y tanto abusó del animal que éste murió. El hombre pobre insistió en que el abogado pagara por su caballo. El abogado no negó su responsabilidad y le dijo al hombre pobre que estaba dispuesto a pagar. - Pero - le dijo - en este momento estoy algo escaso de dinero y agradecería si me permitiera aplazar el pago.El pobre labrador, que era un hombre muy comprensivo, no tuvo inconveniente en dar al abogado un poco de tiempo para cumplir con su compromiso. Ante la insistencia del abogado de no poder pagar en tiempo muy cercano, el labrador le respondió que simplemente fijara él la fecha.

¿Dónde Está Jesús?

Imagen
Se cuenta la historia de una familia europea de alta alcurnia que hace muchos años iba a bautizar a una pequeña criatura en la gran sala de su enorme mansión. Muchos huéspedes habían sido invitados para la ocasión, y todos llegaron vestidos con sus ropas más elegantes. A medida que se iban quitando sus abrigos, éstos eran llevados al piso superior para ser colocados sobre una cama en uno de los dormitorios. Pasada la conmoción de la llegada de los huéspedes, y luego de un largo rato de animada conversación, todo el mundo se aprestó para la ceremonia del bautismo de la criatura. De pronto alguien preguntó para sorpresa de todos:"¿Dónde está el bebé?"La institutriz corrió escaleras arriba, buscando por todos lados, y regresó con el rostro pintado de desesperación. No podía encontrar al bebé por ningún sitio.

¿Quién Recibe Las Gracias?

Imagen
Una mujer encontró un pequeño paquete en el escalón de la puerta que contenía las llaves de un auto y una nota que decía: “Este regalo es para ti porque te amo”. Además incluía un versículo de la Biblia y estaba firmada: “Un ángel del Señor”. En la entrada de su casa había un auto último modelo, justo lo que necesitaba para reemplazar su auto ya viejo, el cual funcionaba mal. La mujer estaba tan agradecida que colgó un cartel en la puerta de su garaje que decía: «GRACIAS DIOS.» Un niño vecino le preguntó: ¿Dejó caer Dios el auto desde el cielo?

La Obediencia

Imagen
Un piloto de una importante línea aérea de los Estados Unidos fue enviado otra vez a la escuela de pilotos para que "refrescara su memoria" sobre cómo acercarse a un aeropuerto y aterrizar. Además de que temporalmente le retiraron su clasificación de capitán. Aunque tenía doce años de experiencia como piloto comercial, había ignorado las ayudas de navegación que tienen los aviones a bordo a la hora de aterrizar. En su lugar se había dejado guiar por la vista. Se equivocó y en vez de aterrizar donde debía, lo hizo en un pequeño aeropuerto a cincuenta kilómetros de distancia.

Lo Que Piensa el Hijo del Padre

Imagen
A los siete años: Papá es un sabio que todo lo sabe. A los catorce años: Me parece que papá se equivoca en algunas de las cosas que dice. A los veinte años: Papá está un poco atrasado en sus teorías; está muy anticuado. A los veinticinco años: El "viejo" no sabe nada... ya está medio loco. A los treinta y cinco: Con mi experiencia, mi padre a esta edad hubiera sido millonario.

Cuidado a quien dices tus secretos

Imagen
Esta historia es muy conocida. Se encuentra en la biblia, en el libro de Jueces, capítulos del 13 al 16. Por mandato de Dios, una mujer, quien era estéril, recibió una noticia de parte de Dios. Le dijo el Ángel de Jehová: - He aquí que tú eres estéril, y nunca has tenido hijos. Pues he aquí que concebirás y darás a luz un hijo; y navaja no pasará sobre su cabeza, porque el niño será nazareo a Dios desde su nacimiento, y él comenzará a salvar a Israel de mano de los filisteos.

Anhelando Lo Que No Tenemos

Imagen
Este pajarito cantaba a Dios cada mañana lleno de alegría. Se mesía entre el viento y cantaba todos los días con gran armonía. Un día vío a lo lejos del cielo un gran águila que desplazó sus grandes alas y emprendía su vuelo desde la cima de la montaña. Al ver esa atracción, el pajarito dijo: - Oh Dios, ¿por qué no me diste alas como el águila? Mira como luce desde aquí abajo. Dame oh Dios unas grandes alas como el águila.

Trabaje y Viva

Imagen
Alberto era un hombre trabajador que entregaba pan, como forma de sostener a su esposa y tres hijos.  Invertía sus noches, después del trabajo, asistiendo a clases, esperando mejorar y así hallar un mejor empleo algún día.  Excepto los domingos, Alberto casi no comía con su familia.  Trabajaba y estudiaba muy duro porque quería proveerle a su familia lo mejor que el dinero pudiese comprar. Cuando la familia se quejaba que no invertía suficiente tiempo con ellos, él razonaba que estaba haciendo todo eso por ellos.  Sin embargo, a menudo añoraba invertir más tiempo con su familia.