Entradas

Mostrando las entradas de diciembre, 2015

Cuando La Vida Nos Presenta su Cuenta

Imagen
Se cuenta de un abogado que vivió en Escocia que, en una ocasión, alquiló un caballo de un hombre pobre y tanto abusó del animal que éste murió. El hombre pobre insistió en que el abogado pagara por su caballo. El abogado no negó su responsabilidad y le dijo al hombre pobre que estaba dispuesto a pagar. - Pero - le dijo - en este momento estoy algo escaso de dinero y agradecería si me permitiera aplazar el pago.El pobre labrador, que era un hombre muy comprensivo, no tuvo inconveniente en dar al abogado un poco de tiempo para cumplir con su compromiso. Ante la insistencia del abogado de no poder pagar en tiempo muy cercano, el labrador le respondió que simplemente fijara él la fecha.

Regalos Invisibles en Navidad

Imagen
Juan es un niño de siete años que vive con su mamá, una pobre costurera, en un pequeño cuarto. En navidad, Juan espera, ansioso, la llegada de los regalos. Ha colocado en el pequeño árbol navideño una gran media de lana, esperando encontrarla, la mañana siguiente, llena de regalos. Pero su mamá sabe que no habrá regalos de navidad para Juan porque son muy pobres.

El Paquete de Galletas

Imagen
Una mujer llegó a la vieja estación y le informaron que el tren en el que ella viajaría se retrasaría aproximadamente una hora. La elegante señora, un poco fastidiada, compró una revista, un paquete de galletas y una botella de agua para pasar el tiempo. Buscó un banco en el andén central y se sentó preparada para la espera. Mientras hojeaba su revista, un joven se sentó a su lado y comenzó a leer un diario. Imprevistamente, la señora observó como aquel muchacho, sin decir una sola palabra, estiraba la mano, agarraba el

No Apaguemos la Navidad

Imagen
Hoy escribo en respuesta a los que me han preguntado y escrito referente a la navidad. Les escribo sin anécdota, para poder tener más espacio.
Se ha esparcido por las redes sociales ciertos comentarios acerca de la navidad; que es pagana, que el creyente no debe celebrarla, que no deben poner arbolitos, que no deben comer o beber ciertas comidas y bebidas, que no deben poner luces en las casas, y varias cosas más que han llevado a la confusión a un grupo de creyentes cristianos que desean celebrar con gozo.

El Vendedor de Globos

Imagen
Hace varios años, un vendedor de globos vendía su producto en las calles de Nueva York. Cuando el negocio bajaba soltaba un globo. Al flotar en el aire se reunía una nueva multitud de compradores y su negocio se fortalecía por unos minutos. Alternaba los colores; primero uno blanco, luego uno rojo y después uno amarillo. Al cabo de un tiempo un pequeño niño negro le haló la manga del saco, miró al vendedor a los ojos y le preguntó: - “Señor, si suelta un globo negro, ¿subiría?