Entradas

Mostrando las entradas de mayo, 2015

Cuando La Vida Nos Presenta su Cuenta

Imagen
Se cuenta de un abogado que vivió en Escocia que, en una ocasión, alquiló un caballo de un hombre pobre y tanto abusó del animal que éste murió. El hombre pobre insistió en que el abogado pagara por su caballo. El abogado no negó su responsabilidad y le dijo al hombre pobre que estaba dispuesto a pagar. - Pero - le dijo - en este momento estoy algo escaso de dinero y agradecería si me permitiera aplazar el pago.El pobre labrador, que era un hombre muy comprensivo, no tuvo inconveniente en dar al abogado un poco de tiempo para cumplir con su compromiso. Ante la insistencia del abogado de no poder pagar en tiempo muy cercano, el labrador le respondió que simplemente fijara él la fecha.

El León Enamorado

Imagen
Un león se había enamorado de la hija de un labrador. Era tanto el amor que sentía por ella que, aunque no era de su misma raza, fue a su padre y la pidió en matrimonio.

El padre labrador no podía decidir si estaba bien o no dar su hija a tan feroz animal, pero tampoco sabía si negársela, por el temor que le inspiraba. Como el león no dejaba de insistirle, el labrador tuvo una idea, y le dijo que le parecía digno para ser esposo de su hija, pero que al menos debería cumplir con la siguiente condición: que se arrancara los dientes y se cortara sus uñas, porque eso era lo que atemorizaba a su hija.

La Vasija de Misericordia

Imagen
El maestro estaba buscando una vasija para usar. En el estante había muchas- ¿Cuál escogería?
Llévame, gritó la dorada. “Soy brillante, tengo un gran valor y todo lo que hago, lo hago bien; mi belleza y mi brillo sobrepasa al resto y para alguien como tú, Maestro, el oro sería lo mejor”.

Las olas

Imagen
Un niño se hizo un barquito de madera y salió a probarlo en el lago, pero sin darse cuenta, el barquito impulsado por un ligero viento fue más allá de su alcance.

Apenado corrió a pedir ayuda a un muchacho mayor, que se hallaba cerca, que le ayudara en su apuro.

El Segundo Traje

Imagen
Cierta vez un hombre visitó a su consejero y le relató su problema.

– “Soy un sastre. Con los años gané una excelente reputación por mi experiencia y alta calidad de mi trabajo. Todos los nobles de los alrededores me encargan sus trajes y los vestidos de sus esposas. Hace unos meses, recibí el encargo más importante de mi vida.
El príncipe, en persona, escuchó de mí y me solicitó que le cosiera un ropaje con la seda más fina que es posible conseguir en el país. Puse los mejores materiales e hice mi mejor esfuerzo. Quería demostrar mi arte, y que este trabajo me abriera las puertas a una vida de éxito y opulencia.

Tres Peticiones Antes de Morir

Imagen
Un hombre, muy rico, hizo tres peticiones antes de morir. Estas fueron sus peticiones: 1) Que su ataúd fuese cargado por los mejores médicos de la época.

2) Que los tesoros que tenía, fueran esparcidos por el camino hasta su tumba.